tips para empezar a ahorrar e invertir

Ahorrar para metas específicas o para emergencias puede significar la diferencia entre la bancarrota y la tranquilidad. 

Ya sea que se trate de unas vacaciones, un auto nuevo o las cuotas escolares, tener dinero ahorrado ayuda a enfrentar cualquier meta o emergencia. Pero empezar a guardar dinero muchas veces parece complicado. Estos tips te ayudarán.

1. Ahorrar dinero vs. Invertir

Hay una gran diferencia entre ahorrar e invertir. Tanto el ahorro como la inversión tienen su lugar en tu vida, pero juegan papeles muy diferentes. 

La forma en que los manejes puede tener grandes implicaciones para tu éxito financiero, el nivel de estrés, y cuán rico te vuelves en última instancia. Incluso puede significar la diferencia entre sufrir una recesión o una depresión con los nudillos blancos o dormir profundamente toda la noche sabiendo que tienes suficiente liquidez de sobra a mano.

Ahorrar dinero es el proceso de aparcar efectivo en cuentas o valores extremadamente seguros a los que se puede acceder o vender en un período de tiempo muy corto.

Invertir dinero es el proceso de utilizar su dinero o capital para comprar un activo que usted cree que tiene una buena probabilidad de generar una tasa de rendimiento segura y aceptable a lo largo del tiempo, aunque pueda disminuir durante años. Típicamente esto significa acciones, bonos y bienes raíces.

2. Ahorrar unos pocos dólares realmente importa

Incluso si te comprometes a ahorrar dinero, puedes caer en la trampa de gastar 5 dólares extra aquí, o 10 dólares allá, pensando, “No es tanto. Nunca me lo perderé”. Dependiendo de tu edad, esto podría ser un gran error. 

Una de las piedras angulares del ahorro de dinero es entender el valor del dinero en el tiempo, es decir, el concepto de que un dólar de hoy es más valioso que un dólar al año a partir de ahora.3 Este único consejo para ahorrar dinero podría ayudarte a transformar tu balance en los próximos 10 años mientras liberas dinero para ponerlo en las reservas. 

Cuanto más tiempo tenga que crecer tu dinero, mejor para ti.

3. Cuánto dinero debes ahorrar

Todo el mundo sabe que ahorrar dinero debería ser una prioridad y la mayoría de la gente es lo suficientemente inteligente como para buscar consejos para ahorrar dinero, pero ¿cuántas personas saben cuánto dinero deberían ahorrar? La mayoría de la gente cree erróneamente que ahorrar más dinero es mejor, ahorrar menos dinero es malo. 

Aunque eso es cierto en un sentido general, dependiendo de tus necesidades, preferencias de estilo de vida e ingresos, la cantidad de dinero que necesitas ahorrar y que tienes disponible en caso de una emergencia u oportunidad de oro podría ser muy diferente a la de tus amigos, familia y vecinos. La regla general es tener de 3 a 6 meses de gastos de subsistencia ahorrados en una cuenta de fácil acceso.

4. La clave para ahorrar dinero es pagarse a sí mismo primero

La mejor manera de empezar a ahorrar dinero es usar una técnica llamada “páguese a sí mismo primero”. Esta técnica ha sido probada una y otra vez para hacer que la gente cambie su comportamiento.

En pocas palabras, es establecer la disciplina de poner una cierta cantidad de cada cheque de pago en los ahorros para su futuro antes de pagar cualquier otra factura.

5. Formas de hacer que ahorrar dinero sea más fácil

A veces, ahorrar dinero puede ser difícil. La vida a menudo nos lanza bolas curvas, eventos inesperados que impiden nuestro horario y rutina de ahorro.

Si estás luchando en el camino hacia la libertad financiera, hay maneras de hacer que ahorrar e invertir sea más fácil.

Intenta hacer un juego para encontrar maneras de gastar 100 dólares menos cada mes. Puedes caminar a casa en lugar de tomar el autobús. O pedir agua en lugar de té, café o refresco.

Configura transferencias automáticas de tu cuenta corriente a una cuenta de inversión o de ahorro. Haz lo mismo con tu cheque de pago. O use una aplicación financiera de las que actualmente se encuentran en tu tienda apps. El dinero que nunca “ves” se acumula sin que se sienta como un castigo.

Recompénsate y establece metas de lo que harás cuando alcances ciertos niveles de ahorro.