Cómo debes vestirte para una entrevista de trabajo

Dar una buena impresión a un reclutador va más allá de un buen currículum. Cuidar tu presentación puede abrirte las puertas de un nuevo empleo. 

Aunque cada vez los trabajos son más flexibles, la primera impresión aún cuenta. Y la ropa que lleves a tu entrevista de trabajo puede ser clave para conquistar al reclutador. 

Nos guste o no, los juicios basados en la primera impresión ocurren todo el tiempo, y los estudios muestran que a la gente se le paga más o menos dependiendo de su apariencia. Por eso es importante asegurarse de que su vestuario hable tan bien como sus respuestas reales durante la entrevista.

Incluso si no tienes una sola entrevista en tu calendario, no hay mejor momento para empezar a armar un traje de entrevista de trabajo nítido que ayude a guiar tu primera impresión en la dirección correcta. Lo mejor de todo es que tener un “traje de poder” predeterminado colgado en el armario le da una cosa menos por la que estresarse durante el proceso de la entrevista.

Invertir en ti

Dado que la entrevista de trabajo es la primera, y quizás la única oportunidad que tendrá de demostrar al director de contratación que es el mejor candidato, invertir en un “equipo de entrevista” es siempre una gran idea. Y aunque las opciones son buenas, estas piezas son imprescindibles para cualquier guardarropa profesional y pueden pasar fácilmente de la entrevista a la ropa de oficina:

Camisa de vestir blanca

Mientras que una camisa blanca de manga larga puede ser exactamente eso (lisa), es un elemento básico tanto en la entrevista de trabajo como en el armario de la oficina.

 camisa blanca de manga larga para entrevista de trabajo

Zapatos cómodos y pulidos

Encuentra un buen par de zapatos que sean clásicos, conservadores, ajustados y extremadamente cómodos. Recuerde que serán estupendos para usarlos después de que consiga el trabajo, así que asegúrese de mantenerlos pulidos y en buena forma.

Una falda lisa y oscura

Señoritas, no hay nada más clásico y apropiado que la falda de lápiz negro. Son versátiles, pueden ser vestidas de arriba o de abajo y son fácilmente emparejadas con cualquier blusa para un atuendo apropiado.

Aunque todos parecemos inclinarnos por los trajes negros lisos, el azul marino para una entrevista de trabajo, se considera en realidad un color más favorecedor para la mayoría de la gente; pero si no estás listo para dar el salto al azul marino, el carbón es siempre una opción clásica. Cuando elija una camisa para usar debajo de su nuevo traje, recuerde que aunque no tiene que ser un color sólido, debe ser complementario. Y aunque una camisa blanca de manga larga es la ruta tradicional, siéntase libre de aventurarse fuera de los caminos trillados (sólo un poco) y opte por un poco más de color.

traje azul para entrevista de trabajo

Unas pocas paletas de color profesionales

Azul marino, azul francés y lavanda

Negro, blanco y polvo azul

Gris, azul acero, malva y blanco

El ajuste perfecto

Cuando se trata de entrevistas, es imperativo vestirse para impresionar. Si bien es importante considerar la cultura de las empresas de antemano, es imposible vestirse demasiado profesionalmente para la entrevista de trabajo inicial. Con esto en mente, un traje de 3.000 dólares puede parecer fuera de lugar si no se ajusta adecuadamente.

Mientras te pruebas la ropa de vestir, tómate siempre unos minutos para preguntarte “¿te queda bien?” Ir a un sastre asegurará que todo encaje perfectamente y no sólo le hará sentirse más cómodo durante la entrevista, sino que también le hará parecer más arreglado, creíble y, lo mejor de todo, seguro de sí mismo.

Vea los detalles

Dado que su atuendo es a menudo llamado un currículum “visual”, es importante enviar un mensaje de precisión, limpieza y profesionalismo. Ten en cuenta que los empleadores saben que la atención a los detalles de tu atuendo (como los bonitos clips de corbata y los pantalones planchados) se transferirá a tu desempeño laboral.

Así que ya sabes, una buena presentación puede ser la clave en la entrevista de trabajo.