razones pq la piedra natural no pasa de moda

Usar piedras naturales no solo es una opción sustentable, sino duradera y estética. 

Desde hace siglos, los constructores y arquitectos utilizan las múltiples propiedades de la piedra natural para decorar el interior y el exterior de los edificios. Este material de construcción natural simboliza la individualidad, ya que, en función de su calidad y aspecto, se pueden diseñar superficies únicas. Además, construir con piedra natural es especialmente sostenible. La materia prima tiene una amplia gama de usos en la conservación de monumentos y renovaciones y también en proyectos de arquitectura moderna.

Un material versátil

Piedra natural en el uso de arquitecutra

Entre las piedras naturales más conocidas para la construcción están el granito, el mármol, la arenisca, el basalto y la caliza. Estos materiales difieren mucho en cuanto a sus características técnicas, como la absorción de agua, la resistencia a la compresión, la capacidad de almacenamiento de calor o la resistencia a las heladas.

El aspecto de una piedra no revela nada sobre su calidad: una variante asequible y una de alta calidad tienen el mismo aspecto pero tienen características totalmente diferentes. Las rocas duras, como el granito o el basalto, son más adecuadas para el exterior, mientras que los materiales más blandos, como el pórfido o el mármol, son más adecuados para el interior.

Antes de que una piedra natural salga al mercado, debe superar pruebas de idoneidad. La piedra natural adecuada para cada área de uso depende de su composición y de los requisitos ambientales necesarios, como las cargas y las condiciones climáticas.

Los canteros pueden utilizar diversas técnicas para trabajar la superficie de una piedra natural de muchas maneras. Dependiendo de si el material es fresado, cortado, punteado, brochado, lijado o pulido, se crea un nuevo aspecto y estética. 

Las irregularidades, las diferencias de color y las inclusiones de otros minerales crean una pieza de piedra que es única cada vez, y que los arquitectos pueden combinar con otros innumerables materiales de construcción, como el acero, el hormigón o el vidrio.

Su uso en la arquitectura

La piedra natural se utiliza en la industria, en el diseño de jardines y paisajes, así como en el revestimiento y diseño de propiedades privadas y comerciales. La pizarra de arcilla, por ejemplo, sirve como piedra de cubierta duradera y estable en edificios históricos y modernos.

Las barras de cocinas o decoraciones interiores se pueden realizar con cuarcita ver aquí. El granito, la piedra caliza y el basalto decoran elegantes fachadas exteriores de museos, centros comerciales o viviendas. La grava o la arenisca decoran los caminos de un jardín o un parque. Los revestimientos de escaleras y los suelos de alta calidad son de mármol o arenisca.

Las impresionantes estructuras de épocas pasadas son una prueba de la durabilidad de este material: castillos, palacios, iglesias y otros edificios imponentes estaban, y están, hechos de piedra natural. También en la arquitectura moderna hay numerosos proyectos destacados que utilizan la piedra natural como material de construcción.

uso de piedra natural en arquitectura antigua